Un camino al revés

dsc_0732-012

Hace seis años encontré la antroposofía cuando apunté mi hijo en una escuela Waldorf. Desconocía la pedagogía y la “filosofía“ que estaba a la base de esto tipo de escuelas. buscaba la mejor alternativa educativa.

Efectivamente la antroposofía no es una simple filosofía ni una teoría pedagógica se trata de una doctrina religiosa, nunca viene presentada como tal o sea una religión, lo descubrí sucesivamente cuando ya las creencias se habían vuelto mis creencias, cuando ya había empezado a estudiar y practicar, aun así pensaba de estar en un contexto “libre“, me equivocaba en absoluto.

Que es la libertad?

Según la doctrina antroposofica no es un estado, es una condición que el hombre adquiere a través de un camino espiritual definido, marcado con estudio, ejercicios y meditación, no se trata de libertad personal, sino del despertar de la parte espiritual, el Yo, que se vuelve libre, respeto a las cadenas impuestas por la condición humana, cadenas materiales, seres demoniacos que impiden al hombre de actuar según una ley divina.

Esta visión es el producto de una mente, que hizo creer a sus adeptos y benefactores, de ser un iniciado clarividente, un maestro iluminado, toda la entera antroposofia se funda en esta mentira, hoy.

Porqué? La respuesta que me doy es que el poder puede cegar, si unido a un ego narcisista y manipulador, es la formula perfecta para la creación de un guru de un movimiento espiritual, es la formula perfecta para crear cadenas que anulan la voluntad de sus adeptos.

Donde está la verdadera libertad?

No está en un movimiento espiritual, en una religión, ni en una doctrina.

La libertad es algo que pertenece a todos lo seres humanos, y he necesitado pasar a través  de un camino completamente equivocado para darme cuenta de algo tan sencillo.

Ni un guru ni un maestro pueden otorgar libertad; un libro, una teoría sirven a quien lo escribe,  sirven a su poder, sirven a su posición.

No hay libertad en un movimiento que cree a supersticiones, que cree sin tener experiencia alguna, que cree sin cuestionarse a teorías pseudocientificas, hasta peligrosas por la salud, como en el caso de las vacunas, o de la cura de enfermedades, que no cree en el progreso, mirándolo con difidencia, como si fuera una amenaza ❨literalmente❩, que cree a la superioridad de una raza y de un grupo de electos.

La libertad está en la vida no en una religión.

Nadie nos enseña a amar, sabemos hacerlo desde el día en que nacemos, necesitamos quizás de un maestro para amar nuestros hijos, nuestras parejas, amigos? No.

No necesitamos que alguien nos enseñe a amar y a ser libre, ya somos esto, al revés necesitamos darnos cuenta donde está la manipulación, para no caer en esto tipo de trampas, de jaulas que quitan la libertad, que aplastan la individualidad y duermen la razón.

Evidentemente no soy nadie para hablar de libertad de un punto de vista filosófico, sino por contar lo que puede pasar al perderla. La fe ciega conduce a la perdida de la libertad y a una vida privada del sentido mas profundo.

Así queridos amig@s que leen, aquí no vais a encontrar una respuesta, ni una solución, solo una experiencia, que espero será útil a algún@s.

La vida es un conjunto de experiencias y no de teorías.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s